Saltar al contenido

Pañales ecológicos de tela

Pañales ecológicos de tela

Seguro que has escuchado a más de una persona hablar sobre este tipo de pañales y te interesado por ellos. Si buscas conocer mejor estos pañales, queremos darte toda la información que necesitarás saber sobre ellos para que tu elijas si prefieres comprar los convencionales o cuidar la salud de tu bebé con estos pañales ecológicos de tela.

¿Qué son los pañales ecológicos de tela?

Los pañales ecológicos buscan ser una alternativa sostenible y saludable de los pañales convencionales. Los pañales que puedes encontrar por norma general en las tiendas son muy conocidos y prometen cuidar la piel de tu bebé, dándole comodidad en su día a día, pero si miramos bien la composición de dichos pañales, contienen en su elaboración productos sintéticos que se derivan del petróleo.

Como sabrás la piel de tu bebé es muy sensible y puede provocar alergias que irriten su piel, debiendo utilizar otro tipo de productos para aliviar y reducir los picores como es el talco.

Los pañales ecológicos de tela están hechos con materiales que provienen de la agricultura ecológica, es decir que para producir el algodón con el que se ha hecho la tela del pañal no se ha utilizado nada químico, ni fertilizantes, ni pesticidas, por lo que la suavidad y la seguridad de que la piel de su niño estará cuidada está más que garantizada.

Grandes ventajas para todos

Los pañales ecológicos de tela tienen ventajas para todos. Por un lado, hemos hablado del bebé que va a estar mucho más cómodo y saludable. Por otro lado, aunque en un principio el gasto que se realice parezca mayor, puesto que se deben comprar una media de 20 pañales nada más empezar, después supone un ahorro importante puesto que ya no hace falta comprar más pañales, puesto que al ser lavables y reutilizables podrán no solo utilizarlos con uno de sus hijos, sino también con aquellos que puedan venir después, algo que claro está, con los desechables es imposible.

También supone una gran ventaja para el medio ambiente, puesto que se estima que cada bebé utiliza en su vida una media de entre 5000 y 6000 pañales, los cuales van a parar a vertederos y que se van acumulando junto con otros pañales de otros niños, aumentando la contaminación del planeta.